Musa onírica (Flor de papel)

¿Y si nos devoramos la vida?

Si aderezamos nuestras miradas con perplejidad…

Con el aliento de un misterio… y vencemos al tiempo. Un eterno laberinto de supuestos caminos internos suspendió el proceso de converger tu piel; mutado el amor a efímero y disoluto, fuera y lejos del suspiro errante e inesperado que tan cruelmente me arrebataste con aquel golpe de luz de luna. Quisiste irte antes de comenzar a visitarnos en sueños y guardaste mis letras para la reminiscencia.

 

Cubriste las ventanas de tu casa con un muro carbonizado para evitar a la antipática Sra. Soledad, sus visitas mesuradas donde compartías el café entre pláticas ya no serán necesarias. No volverás al abismo de sueños incumplidos, no tienes que ser testigo del vació, el muro ennegrecido ya lo puedes quebrantar; solo no olvides a dónde va la luz que de tus ojos cae.

 

Pídeme ayuda para lo que creas que soy capaz, dime donde ya no puedo ayudar; dame la duda más perfecta que al sentirla nunca deje de buscar, pero no me dejes de mirar… que puedo jurar que el día llegara, la oportunidad para serle infiel a nuestra soledad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: