Le syndrome in Doloreux

Eriza mi piel con la orilla de tu boca,
dejadme saber quien te invoca
estrechad me fuerte mientras muere,
un suspiro de tus labios salerosa.

Tan imaginarios son mis versos
como tu cuerpo en este entierro,
lamentos que desgarran el sonido,
transportan un luto quimérico.

Bienvenido amigo al séptimo infierno,
subirá tranquilo por tus piernas
recorrerá el pecado por tus venas,
horror interno trae el dulce fuego.

Castigo divino tatuado en sangre,
sin arrepentimiento al llegar al cielo,
no habrá camino para tal embalaje,
podredumbre asesino del miedo.

Que con palabras tu fe malograste
las letras blasfemas condenaste,
miserable concilia falible,
del alma entregaste sin limites.

Mártires ahogados en sapiencia,

el perdón cargan perezosos en sus letras…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: